IUSPORT LATINOAMERICA - Análisis de la ley n° 25.284 y su aplicación al caso Colón de Santa Fe IUSPORT LATINOAMERICA - Análisis de la ley n° 25.284 y su aplicación al caso Colón de Santa Fe
 

 

                                                                       ARCHIVO HISTÓRICO

Archivo

 

Noticias

 

Opinión

 

Jurisprudencia

 

Casos

 

Legislación

 

Buscador

 

Nosotros

  Servicios
                                 
Inicio arrow Latinoamerica - OPINION arrow Análisis de la ley n° 25.284 y su aplicación al caso Colón de Santa Fe 24 de noviembre de 2017
Análisis de la ley n° 25.284 y su aplicación al caso Colón de Santa Fe PDF Imprimir E-Mail
03 de abril de 2015

Por  Julián Tanus Mafud 

El 28 de julio del año 2014 el Club Atlético Colón de Santa Fe solicitó la continuidad del trámite de su concurso preventivo en los términos de la ley 25.284, más conocida popularmente como la "Ley de Salvataje de Entidades Deportivas". Tal circunstancia motiva el presente trabajo e impone la necesidad de realizar un estudio acabado del instituto, su nacimiento, su aplicación, las consecuencias prácticas como así también la posibilidad o no de apartarse de las prerrogativas del texto y lograr una aplicación más flexible en función de las circunstancias concretas del caso. Significativo recordar que el art.27 califica la ley como de orden público, en este contexto ¿será posible apartarse de su literal aplicación? Interrogante que se intentará responder con el desarrollo de este trabajo.

En un segundo punto de análisis se expondrán los argumentos de la Sentencia del 19 de agosto de 2014 que concede el beneficio al Club Colón de quedar sometido a este especial régimen falencial que gozan las entidades deportivas. En adelante veremos si cuando nos referimos a entidades deportivas hablamos en un sentido amplio o simplemente nos remitimos al menor número que logran cumplir con los presupuestos objetivos y subjetivos que permiten el acceso y aplicación del régimen en cuestión. Por último se reflexionará a cerca de la aplicación del constitucionalmente discutido art.7 de la presente ley, esto es del desplazamiento de las autoridades naturales del Club.

Origen de la ley:

A fines de la década del 90 los clubes no eran ajenos a la profunda crisis argentina, crisis que tuvo su eclosión en diciembre de 2001. La gran mayoría de las Entidades deportivas de nuestro país atravesaban complejas situaciones financieras, registraban importantes pasivos y carecían de recursos para enfrentarlos. Newell´s Old Boys de Rosario, Ferrocarril Oeste, Rosario Central, Vélez Sarsfield, San Lorenzo y Racing Club de Avellaneda eran los principales ejemplos. Ante esa realidad y a partir del reconocimiento a la indudable función social que las instituciones vinculadas con el deporte cumplen, el Congreso de la Nación sancionó la ley 25.284 denominada "Régimen Especial de Administración de las Entidades Deportivas con Dificultades Económicas. Fideicomiso de Administración con Control Judicial" más conocida como "Ley de Salvataje".

La nueva norma legal, promulgada en Julio del 2000, creaba un régimen de orden público específico para las Asociaciones Civiles deportivas con problemas financieros, se apartaba de la ley de Concursos y Quiebras y aplicaba al caso una figura esencialmente contractual (pese a que se admite constitución por testamento) como lo es el fideicomiso.i Vale decir que ciertos doctrinarios han denominado esta ley como "Ley Racing" afirmando que la principal motivación o la finalidad expresa de su sanción fue el Salvataje de la Entidad de Avellaneda y no la tutela del deporte como derecho social.

¿TODAS LAS ASOCIACIONES CIVILES DEPORTIVAS TIENEN ACCESO AL RÉGIMEN ESPECIAL?

La respuesta es NO, los Clubes para acceder a las prerrogativas de la 25.284 deben cumplir con los siguientes requisitos:

Presupuesto Subjetivo: Sujetos Comprendidos. 

Si nos remitimos al art.1 veremos que es abarcativo de toda Asociación Civil de Primer Grado con Personería Jurídica, cualquiera sea la denominación que adopte, cuyo objeto sea la práctica deportiva en cualquiera de sus modalidades. Vale decir que el decreto 852/2007, en su art.1 agrega la necesariedad de que su objeto o actividad principal se haya manifestado en los últimos dos años inmediatos al dictado de la sentencia de quiebra o presentación en concurso preventivo. Pasando en limpio podemos decir que la Entidad que quiera quedar amparado bajo el régimen especial, debe ser una Asociación Civil de Primer Grado que se haya dedicado a la práctica deportiva por lo menos los dos años anteriores inmediatos a la declaración en quiebra o la presentación en Concurso.

Presupuesto Objetivo: Estado de cesación de pagos y Patrimonio Suficiente.

El estado del patrimonio que sin disponibilidad del crédito se revela impotente para atender a las obligaciones exigibles, es decir la cesación de pagos, deberá ser reconocida judicialmente a través de una declaración en quiebra (art.1) o presentación en concurso preventivo (art.6) Esto es el régimen especial no está destinado a Entidades deportivas con simples dificultades económicas, sino que las mismas deben estar inmersas en una real cesación de pagos reconocida por el órgano jurisdiccional competente.

En lo que respecta al segundo requisito de los presupuestos objetivos, el art.5 nos enseña que el magistrado interviniente no aplicará el régimen especial sin "prima facie" verificar la existencia de patrimonio suficiente. En esa evaluación, además de la merituación del activo y del pasivo, el análisis judicial deberá también considerar las áreas de actividades del club que pueden realmente ser fuentes generadoras de ingresos y aquellas deficitarias que no sea provechoso continuarii, todo ello conjugado con los gastos que suponen el mantenimiento de la explotación de las actividades del club. En ese orden de ideas nuestra jurisprudencia ha desestimado la aplicación de la 25.284 por no considerar la existencia de patrimonio suficiente que permita continuar con la de las actividades deportivas de la Institución.  

¿La aplicación de la 25.284 es de

oficio?


En lo que respecta a las Entidades deportivas en Quiebra, conforme al art.5, las disposiciones de la presente ley se aplicarán de oficio, cualquiera sea el estado del Proceso.

Por otro lado tratándose de entidades deportivas en concursos preventivos, la aplicación no es oficiosa sino optativa. El art.6 establece que el legitimado para ejercer la opción es la comisión directiva. Vale decir que dentro de los 60 días deberán presentar, ante el juzgado interviniente, la ratificación de dicha decisión por la Asamblea de asociados.

En definitiva si la entidad es declarada en quiebra o transita un proceso falencial, el fideicomiso se le impone, sea o no voluntad de las autoridades estatutarias y de la propia asamblea, mientras que en caso de que se trate de un concurso preventivo, las autoridades de la entidad podrán acceder voluntariamente a este fideicomiso de administración.


¿Aplicación automática en las Entidades deportivas en Quiebra?

En el párrafo anterior hicimos hincapié en las diferencias de aplicación de la ley, ya sea que la entidad deportiva esté o no declarada en quiebra. Mencionamos que en el segundo supuesto la ley 25.284 se imponía, el juez sin merituar la voluntad o no de los órganos de la Institucióndebía oficiosamente someter a la entidad al régimen en cuestión. Empero es menester resaltar que dicha oficiciocidad no actúa de manera automática, sino que es condición "sine quanon" que la autoridad judicial meritué "prima facie" la existencia de patrimonio suficiente, para sí luego imponer la aplicación oficiosa de la ley.

Lo explicado supra actúa como disparador del siguiente tema a tratar y nos lleva a afirmar que no todas las Asociaciones Civiles deportivas gozan del beneficio de aplicación del régimen especial porque si dicha Asociación, pese a su declaración en quiebra, no posee la existencia de patrimonio suficiente que permita continuar con la explotación de la actividad, la aplicación quedará sin efecto y el club quedará sometido al proceso liquidatorio del régimen general (24.522).


"Ley Pensada Solo para algunos pocos", el Caso del Club de Barrio:


Como venimos anticipando a lo largo de este trabajo, con la explicación de los supuestos tanto subjetivos como objetivos de aplicación y con la exposición de las numerosas restricciones que tiene la ley para hacer efectiva las prerrogativas y beneficios que ella dispone, podemos afirmar que a este cuerpo legal no le interesa el recupero de las pequeñas entidades deportivas sino que su creación fue motivada por el resguardo de los intereses de los grandes clubes argentinos, que tiene como principal actividad el fútbol profesional. En este contexto se refuerza aún más el argumento de denominación como "Ley Racing" o "Ley de Salvataje de clubes de futbol profesional" (el agregado me pertenece) por sobre "Régimen Especial de Administración de las Entidades Deportivas con Dificultades Económicas. Fideicomiso de Administración con Control Judicial". 

En estas circunstancias sólo basta preguntarnos ¿Es verdaderamente el objetivo de la ley proteger al deporte como derecho social como así lo dispone el art.2 inciso a? En caso de responder afirmativamente entonces ¿por qué limitamos arduamente su acceso? Quizás la respuesta que encontramos más apropiada seria la protección de los intereses de los acreedores, tal punto debería ser el fundamento de sus exigentes límites. Parafraseando a Daniel Crespo recordemos que la ley tiene a su cargo un dificultoso cometido enmarcado por loables objetivos que pueden eventualmente colisionar durante el desarrollo de la gestión fiduciaria. El órgano administrador debe, en primer lugar ejercer sus funciones en un marco dificultoso que supone mantener en funcionamiento las estructuras de un club para fomento y protección de los distintos deportes que en él se practican; pero ese objetivo enunciado como principalísimo por la propia ley, puede resultar contraproducente para el interés de los acreedores ya que el mantenimiento de esasestructuras genera gastos que normalmente no alcanzan para cubrirse con los menguados ingresos.


¿En qué Consiste la Creación del Órgano Fiduciario?

La ley 25.284, en su artículo 10, dispone la creación de un Órgano fiduciario conformado por 3 miembros, un abogado, un contador y un experto en administración deportiva). Deberán actuar conjuntamente y sus decisiones se adoptarán por mayoría simple. Sus integrantes deben ser asociados a la entidad con antigüedad mínima de 10 años y deberán asumir, entre otras cosas, la titularidad de los bienes fideicomitidos, recibir las demandas de verificación y dictaminar sobre las mismas y cumplir las funciones informativas, investigativas y demás asignadas por el artículo 15 de la mencionada ley.

 

icon AnalisisLey25284.pdf (940.67 KB) 

 
< Anterior   Siguiente >

El debate por los "barrabravas" y el arte de lo posible

El lunes 2 de marzo se escribió otro capítulo sangriento de la sinrazón en el fútbol argentino. En el estadio de Deportivo Laferrere, club fundado en 1956 que disputa el Torneo de la Divisional C (tercera categoría), se originó una pelea entre más de 200 barras que pugnaban por ingresar sin entradas cuando la policía bonaerense les impidió el acceso, durante el partido con Dock Sud.

Leer más...
 





BLOG COMISIONES ALADDE